Lo que hay detrás del “¿qué mirás, bobo?” de Messi

El momento viral del astro argentino fue solamente uno dentro de una cadena en la cual nadie se...
El momento viral del astro argentino fue solamente uno dentro de una cadena en la cual nadie se salvó, ni los jugadores y el entrenador de los Países Bajos, ni la misma FIFA.(The Associated Press)
Publicado: 11 dic 2022, 14:45 GMT-5
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

LUSAIL, Catar (Telemundo Atlanta) - El astro argentino Lionel Messi demostró que no solamente pudo romper el arco de Países Bajos en el encuentro donde la escuadra sudamericana venció por marcador de 4-3, sino que puede ser también contundente al hablar.

Antes de iniciar una entrevista con un canal de la televisión argentina, Messi insultó a Wout Weghorst, autor de un doblete que le dio el empate a Holanda.

“¿Qué miras, bobo?, ándate para allá”, dijo enojado el capitán argentino, mientras el periodista que lo entrevistaba le pedía que se calmara.

Y ese momento que se volvió viral en redes sociales fue solamente uno de una serie de enfrentamientos de Messi con sus rivales.

El capitán argentino anotó dos penales, dio una asistencia y se descargó contra el árbitro, la FIFA, los jugadores y el técnico de Países Bajos, tras asegurar el paso de Argentina a la semifinal del Mundial.

Asistió al lateral Nahuel Molina con un magistral pase en la apertura del marcador y luego convirtió un penal en el segundo tiempo para el provisorio 2-0, con el cual igualó la marca del delantero Gabriel Batistuta como máximo artillero argentino en mundiales con 10 goles.

Tras celebrarlo con sus compañeros, Messi se paró desafiante frente a la banca de Holanda y se llevó las dos manos a las orejas, el gesto del ratón Topo Gigio que patentó hace dos décadas el enlace Juan Román Riquelme contra sus críticos.

Tras la definición por la tanda de penales, en la que anotó uno de los tiros, Messi se dirigió otra vez a la banca de los rivales y quedó cara a cara con el técnico Louis van Gaal y su asistente Edgar Davids. El diez argentino abrió y cerró la mano, en un gesto para indicar que habían hablado de más antes del partido.

Van Gaal se había ufanado de impedir que Messi tocara la pelota cuando se enfrentaron en semifinales del Mundial 2014, en la que también se impusieron los sudamericanos en la tanda de penales.

El entrenador europeo también dio a entender que la clave para vencer a Argentina era aprovechar la supuesta pasividad de Messi cuando su equipo perdía el balón.

También te puede interesar:

“Sufrimos demasiado injustamente. Van Gaal vende que juega al fútbol y metió gente alta y empezó a meter pelotazos”, declaró Messi tras el triunfo.

La furia del astro argentino también se dirigió contra el árbitro español Antonio Mateu Lahoz por sancionar un tiro libre que derivó en el segundo gol de Weghorst, cuando ya se habían cumplido los diez minutos de tiempo adicional.

“No estuvo a la altura”, se quejó Messi.

Messi también apuntó contra la FIFA por el arbitraje.

“No quiero hablar del árbitro porque después te sancionan, no puedes ser sincero, pero creo que la FIFA debería pensar todo esto. No puedes poner un árbitro así para un partido semejante”, concluyó.