¿Se puede cambiar un vehículo en el que aún estoy haciendo pagos?

Actualizado: 11 ago 2022, 17:30 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

Existen muchas razones para financiar un automóvil y no sorprende que muchas personas elijan esta conveniente opción para poder tener un carro. El financiamiento te ayuda a obtener el automóvil que deseas a un costo mensual asequible y predecible.

No obstante, una de las cosas que preocupa a algunos consumidores cuando financian cualquier vehículo, es la posibilidad de que su situación cambie durante el período de financiación de su vehículo actual. Es natural que esto pase, y que, a su vez, termines necesitando cambiar de vehículo en medio del plazo de financiación.

Si requieres un vehículo más grande para una familia en crecimiento, necesitas actualizar una camioneta de trabajo o simplemente deseas cambiarte a un automóvil más nuevo que te encanta, es posible que busques financiar otro vehículo, mientras aún debes dinero en tu automóvil actual. Pero ¿es posible cambiar un vehículo en el que aún estoy haciendo pagos? Afortunadamente, la respuesta es ¡sí!

En Beaver toyota, están comprometidos a ayudarte a conducir el automóvil que amas. Si eso significa que necesitas intercambiar tu vehículo financiado actual, para financiar uno nuevo, ellos podrán ayudarte.

¿Qué sucede cuando cambio un automóvil que todavía debo?

El proceso de canjear tu automóvil mientras aún debes dinero es simple y muy común. Cuando cambias cualquier vehículo, el concesionario restará el valor de tu vehículo actual, del precio del nuevo que deseas comprar. Al cambiar tu automóvil actual, simplemente agregas un paso más a esa ecuación.

Para intercambiar un automóvil que todavía está financiando, el concesionario considerará el valor de tu intercambio, menos la cantidad que debes, y restará esa cantidad del precio de tu nuevo automóvil.

En algunos casos, esto podría significar que aportas capital negativo de tu vehículo, lo que quiere decir que pagas parte de lo que debes en tu vehículo actual y lo aplicas al préstamo para tu nuevo vehículo.

¿Qué es la equidad negativa?

La equidad negativa puede ser una desventaja para financiar un vehículo nuevo cuando todavía debes dinero en tu vehículo actual. Esto sucede cuando debes más por tu automóvil de lo que podrías venderlo.

Por ejemplo, si debes $15,000 por tu automóvil, pero el valor de intercambio es de solo $10,000, aún serías responsable de los $5,000 que restan. En este escenario, en lugar de que el intercambio reduzca el costo del próximo automóvil, los $5000 se agregarían al total de la compra.

¿Debo evitar cambiar un automóvil por el que todavía debo dinero?

Si aún estás tratando de decidir si cambiar o no el vehículo al que todavía le debes pagos por uno nuevo, te recomendamos que tomes en cuenta estas consideraciones:

· Muchos consumidores optan por liquidar su automóvil o continuar conduciendo su vehículo actual hasta que la equidad negativa ya no sea un problema.

· Otros pueden encontrar que la equidad negativa sea un problema en absoluto y deciden pagar el dinero que falta.

· En algunas circunstancias, subirte a un vehículo más nuevo o grande puede ser tu única opción.

· Si no tienes patrimonio neto negativo, cambiar un automóvil que debes para obtener uno nuevo, puede ser una gran idea.

Derechos de autor 2022 WKTB. Reservados todos los derechos.