La Fed aumenta el interés 0.75% para combatir la inflación

No se había visto una subida similar de la Reserva Federal desde 1994
Publicado: 15 jun 2022, 15:17 GMT-4
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

La Reserva Federal (Fed) intensificó su ofensiva para calmar la inflación con el aumento del tipo de interés en 0.75%, la mayor subida en cerca de tres décadas, y abre el camino para medidas similares que podrían representar un riesgo de recesión económica en Estados Unidos.

La movida del banco central afecta directamente a los consumidores. Básicamente hará que el crédito de cualquier tipo sea más costoso pagar, ya que impactará en los intereses de, por ejemplo, tarjetas de crédito, financiamiento de vehículos e hipotecas.

El rango de interés se encuentra ahora entre 1.50%-1.75%, pero se espera que a final de año la Fed aumente hasta 3.25%-3.50%, el más alto desde 2008.

¿Se espera una recesión económica para 2023? Esto dicen los expertos

El Índice de Precios al Consumidor o IPC en Estados Unidos aumentó inesperadamente el mes pasado alcanzando el 8.6%, el puntaje más alto desde hace 41 años. Este escenario enfila los esfuerzos de la Reserva Federal para desacelerar la economía a través de dos aumentos diferentes de las tasas de interés que aún no han tenido un efecto medible sobre la inflación.

Sin embargo, una cantidad considerable de economistas se han dedicado a predecir el impacto de estas medidas mientras que la Reserva Federal se prepara para una acción aún más agresiva, por lo que los expertos están cada vez más convencidos de que el crecimiento de la economía se detendrá por completo y comenzará a contraerse muy pronto.

Según una nueva encuesta realizada a principios de junio por el Financial Times y la Iniciativa sobre Mercados Globales ─un centro de investigación de mercado y política económica de la Universidad de Chicago─ hecha a 49 expertos en macroeconomía de Estados Unidos, los efectos de estas medidas se comenzarán a percibir a partir del próximo año.

¿Cuándo ocurriría esta recesión económica?

Los expertos encuestados señalan que Estados Unidos entraría en recesión cuando la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés) identifique una disminución significativa en la actividad económica que durará un período prolongado de tiempo, que se prevé será por dos trimestres fiscales. La economía estadounidense ya atravesó un ligero declive en el primer trimestre de 2022, cuando el PIB cayó un 1.5%. La Oficina de Análisis Económico publicará las cifras del segundo trimestre a fines de septiembre.

En este sentido, casi el 70% de los economistas encuestados creen que el NBER hará esta llamada en algún punto del 2023, con un 38% augurando que comenzará una recesión durante los dos primeros trimestres de ese año, mientras que un 30% vaticina un comienzo oficial en la segunda mitad del año.

Solo uno de los economistas encuestados cree que se llamará a una recesión durante este año, mientras que el 30% predice que no se producirá una contracción económica antes de 2024. Más de la mitad de los economistas que respondieron a esta encuesta predijeron que las preocupaciones geopolíticas que surgen de la guerra en Ucrania y mayores costos de energía se mantendrán a lo largo de 2022 y hasta 2023, y muy posiblemente continuarán ejerciendo presión sobre la inflación en Estados Unidos, que continuará al alza.

También se espera que otros factores, incluidas las continuas interrupciones en la cadena de suministros que están elevando los precios de todo, desde comestibles hasta automóviles, sigan afectando la inflación para el próximo año.

Finalmente, en esta encuesta no se diferenció entre una recesión severa o leve, aunque los economistas identificaron varios factores que podrían reducir los impactos económicos negativos de la política monetaria estricta implantada por la Reserva Federal, como lo son el alto gasto de los consumidores y la incesante actividad del mercado inmobiliario.

Derechos de autor 2022 WKTB. Reservados todos los derechos.