TAMPA (TELEMUNDO ATLANTA).- La pareja de médicos Michael y Patricia Lawman creen estar cerca de conseguir una vacuna que ayuda a tratar el cáncer de piel con sólo el pinchazo de una aguja y sin efectos secundarios.

El equipo de marido y mujer opera la pequeña compañía Morphogenesis y han dedicado los últimos años a la investigación y el desarrollo de la terapia genética y celular.

Su vacuna, llamada ImmuneFx, hace que las células cancerosas sean visibles para el sistema inmune y éste las ataque. "Las células cancerosas mutan y cambian tan rápido que puede ser difícil para el sistema inmune detectarlas", dijo Patricia Lawman.

Lawman explica que ImmuneFX no es una vacuna preventiva como las que recibimos de pequeños, sino una "terapeútica", es decir, que actúa cuando la enfermedad ya está presente.

ImmuneFX ya ha ha pasado las  primeras pruebas clínicas en pequeños grupos controlados y ahora están buscando realizar un muestreo más amplio en varias ciudades del país que corrobore sus resultados iniciales.