Refrigera las sobras de la cena del Día de Acción de Gracias; podrías sufrir una severa intoxicación

ATLANTA.- Luego de haber pasado una gran cena con familiares y amigos es muy normal que queden restos de esa cena deliciosa. Pero si no guardas las sobras de manera correcta, corres el riesgo de terminar en la sala de urgencias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que si dejas el pavo y todas las guarniciones fuera durante demasiado tiempo, se pueden echar a perder.

La bacteria Clostridium perfringens crece en los alimentos cocinados que se dejan a temperatura ambiente, según los CDC, y es la segunda causa bacteriana más común de intoxicación alimentaria. Los principales síntomas son vómitos y calambres abdominales dentro de las 6 a 24 horas después de comer.

Los brotes máximos de este tipo de intoxicación alimentaria ocurren en noviembre y diciembre, y muchos se han relacionado con alimentos que se sirven comúnmente durante las vacaciones, como el pavo y el roast beef.

Los CDC recomiendan refrigerar las sobras a 40°F o más frío lo antes posible y dentro de las dos horas posteriores a la preparación para evitar la intoxicación alimentaria. Corta el pavo o grandes porciones de carne de res para refrigerar para que se enfríen rápidamente. Además, todas las sobras deben calentarse al menos a 165°F antes de volver a servirse.

Si preparaste demasiado y crees que no consumirás la comida en un par de días, debes congelarlas. Las sobras almacenadas en el refrigerador pueden permanecer buenas durante tres o cuatro días, pero si las congelas su duración es entre tres y cuatro meses.

Si es posible debes etiquetar los alimentos con la fecha en que son almacenados y un aproximado de cuando ya no es saludable consumirlos.