ATLANTA. -Es la temporada en que muchas personas que sufren de los efectos del polen buscan la forma para poder huir de los síntomas e incluso evitar que se convierta en asma o en una bronquitis.

 “Se ha incrementado el número de pacientes que vienen”, dice Luis Caycho, enfermero de Atlanta Allergy and Asthma. Agrega que la clínica en donde trabaja está recibiendo decenas de pacientes que buscan ayuda por la temporada de polen.

Caycho ha trabajado con la clínica por 2 años y dice que el número de pacientes ha incrementado en comparación que el año anterior.

Los especialistas dicen que la temporada de polen inició más temprano. Pero muchos llegan buscando ayuda profesional cuando la situación ha empeorado por la cantidad de partículas y síntomas que son más intensos. “Los síntomas pueden variar para cada persona, y muchos quizá no saben que tienen algún tipo de alergia”.

Los niveles de polen de este mes han sido los más altos en la región de Georgia. Al cerrar el último día de marzo los niveles fueron de 4, 666 partículas por metro cúbico, mientras que el pasado viernes los niveles alcanzaron poco más de 6,200 partículas de polen por metro cúbico, el más alto desde el 2013.

Como parte de la prevención las vacunas son una alternativa. “Las vacunas son fáciles de aplicar, se hace en un par de segundos y no se siente dolor”, dice Caycho.

Los especialistas dicen que con el calor el polen tiende a aumentar en la temporada, y esta semana precisamente los expertos en el clima adelantan que las temperaturas estarán casi 10 grados arriba de lo normal para la época.

Y las causas sobre las alergias son variadas y es ahí cuando juegan un papel muy importante los doctores que realizan exámenes para saber a qué tipo de polen es alérgico y cuál es la mejor medicina.