ATLANTA.- La prueba, el tratamiento y la prevención del VIH, es decir, el virus que causa el sida, no están llegando a suficientes estadounidenses.

Un nuevo análisis de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, CDC, muestra demasiados estadounidenses con VIH  que no saben que lo tienen; muy pocos tienen el virus bajo control a través de un tratamiento efectivo y muy pocos toman la píldora diaria que previene el contagio.

El estudio muestra además que el progreso en la reducción de nuevas infecciones por el VIH se ha estancado en los últimos años.

Aproximadamente 154 mil personas con VIH (14%) desconocían su estado.

Los jóvenes de 13 a 24 años son menos propensos a examinarse que los de 25 años o más.

Solo dos tercios o 63% de los que sabían que tenían VIH reciben tratamiento.

Los jóvenes y los afroamericanos tenían menos probabilidades de tener el virus bajo control.

Los CDC estiman que las nuevas infecciones por VIH se mantuvieron relativamente estables, en aproximadamente unas 38 mil por año.