Ciudad de Mexico.- Primero fue la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), que pidió suspender el uso de la Ranitidina al realizar una investigación y concluir que había residuos de una sustancia llamada NMDA o nitrosodimetilamina y que podría provocar cáncer de hígado. 

A la medida se sumó ahora México, donde la Comisión Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) emitió una alerta nacional para detener su producción y venta a raíz de los recientes estudios encontrados y su relación al cáncer de hígado.

México se une a EE.UU. y retira la Ranitidina por contener una sustancia que podría provocar cáncer

La misma agencia mexicana, señala en su comunicado que es importante establecer contacto con su médico personal y ver opciones alternativas al medicamento.

La Ranitidina es recetada comunmente para aliviar la acidez estomacal y otros malestares del estómago.