(Telemundo Atlanta).- A la hora de empezar una nueva dieta es difícil decifrar entre cuáles consejos realmente funcionan y los que son completamente falsos.

Hay muchas opiniones respecto, por ejemplo, si tomar mucha agua realmente quema grasa o si el café es beneficioso para quitar esas libritas de mas. 

A continuación es la opinión de la experta Ingrid Macher.

Hay consejos que tal vez podrían estar perjudicando su objetivo y estos son algunos de los mitos y las realidades respecto a las dietas.

El agua hidrata, pero no ayuda a perder peso: Mito

Un estudio demostró que si una persona toma 8 vasos de agua fría en el día puede perder más de 7 libras en un año sin necesidad ni siquiera de visitar un gimnasio.

El agua además, según expertos, podría ayudar a provocar una sensación de llenura a la hora de comer y ayuda a acelerar el metabolismo.

Tomar 2 a 3 tazas de café al día acelera el metabolismo y ayuda a adelgazar: Mito

Si usted toma más de 3 tazas cafés al día, le pone leche, le echa azúcar, en vez de adelgazarse o acelerar el metabolismo, lo que le puede pasar es que puede subir de peso porque el café sube los niveles de insulina en la sangre. En su lugar expertos recomiendan tomar un té.

El azúcar sin refinar, como el agave, es igual de dañina que la refinada: Cierto

Hay uno que está muy de moda y muy popular que es la miel de agave. Lo que pasa con el agave es que podría ser que el hígado no lo digiere bien; entonces, en vez de cuando la gente dice cero grasa, se convierte en grasa inmediatamente.

Se ha dicho que la sal es mala e incluso provoca un aumento de peso: Mito

Nuestro cuerpo necesita sal. Esto viene desde la antiguedad donde la gente sufría de una enfermadad que le salía a las personas en la nuca y estaba relacionado con la baja cantidad de sodio en el cuerpo y por tanto atraía a problemas de tiroides.

Cuando haga su rutina de ejercicio y sude la gota gorda, tendrá que reponer el mineral en su cuerpo; pero la calidad del sodio es clave. Se recomienda usar la sal de mar.

Los carbohidratos no se deben de comer de noche: Cierto

El cuerpo está diseñado de una manera tan inteligente que los carbohidratos los utilizamos como fuente de energía en el día y en la noche debemos  de comer lo más suave posible. Muchos doctores e investigadores han visto los beneficios que esto puede traer el consumir una cena ligera.