Hongos alucinógenos: un posible tratamiento para la depresión

ATLANTA (TELEMUNDO ATLANTA).- Los investigadores de la Universidad de Emory estudiarán el efecto de drogas psicodélicas como posible tratamiento para los trastornos depresivos graves.

En el estudio, los voluntarios tomarán una dosis única de psilocibina, un compuesto de los hongos alucinógenos que alteran la mente.

Según un estudio de seguimiento de la Universidad de Nueva York, entre el 60% y el 80% de los participantes experimentaron reducciones clínicamente significativas en la depresión o la ansiedad, beneficios sostenidos en la angustia existencial y la calidad de vida y mejores actitudes hacia la muerte, luego de consumir la psilocibina.

Ahora, la Universidad Emory realiza otro estudio, dirigido por COMPASS Pathways, dirigido a personas con trastorno depresivo mayor que no han respondido a otros tratamientos.

"Estamos constantemente tratando de encontrar formas alternativas de ayudar a esas personas a superar su depresión", dijo el Dr. Boadie Dunlop, el psiquiatra que dirige la investigación de Emory.

Dunlop creía que la psilocibina podría replantear el pensamiento de los pacientes.

"Puede ayudar a las personas a transformar la forma en que entienden su conexión con el mundo, lo que están pasando de una manera que reduce la angustia", dijo Dunlop.

Después de tomar la cápsula, el participante del estudio tiene la opción de ponerse un antifaz antes de acostarse para una experiencia psicotrópica de cuatro a seis horas.

Los terapeutas supervisarán a cada participante durante todo el tiempo.

Dunlop dijo que esta investigación fue parte del primer estudio controlado con placebo de psilocibina para tratar la depresión.

"A diferencia de la administración crónica de una píldora, tenemos una experiencia transformadora intensa única, que a través de la adición de terapia, ayuda a las personas a mantener una nueva forma de pensar acerca de sus vidas que reduce los síntomas depresivos", dijo Dunlop, "Mi mayor preocupación es que la gente piense: Oh, simplemente compraré algunos hongos mágicos y podré superar mi depresión. Eso no es exactamente lo que estamos haciendo; estamos haciendo una terapia cuidadosamente administrada además de la ingesta de psicotrópicos”.

Si los resultados son positivos existe la posibilidad de que en un futuro pueda ser recetada la psilocibina para el uso en un entorno clínico.