ATLANTA.- El Centro de Envenenamiento de Georgia (GPC) dijo que en las temporadas vacacionales reciben alrededor de 400 llamadas diarias sobre niños envenenados.

El GPC asegura que el riesgo es alto cuando su hijo visita a familiares. Los riesgos incluyen cosas tan comunes como artículos para limpieza del hogar, medicamentos, baterías e incluso maquillaje.

"Muchas veces las casas de nuestros familiares no están preparadas (para visitas de niños). No son a prueba de envenenamiento y es entonces cuando tenemos problemas", dijo el director del GPC, Gaylord López al canal WSB-TV. "Mantenga los productos fuera del alcance de los menores. Es un mensaje simple, pero bueno, muy poderoso".

Evita que los niños se intoxiquen accidentalmente durante estas fiestas

Cuando los padres llaman al Centro de Envenenamiento los expertos en salud les harán una serie de preguntas para evitar una visita innecesaria a la sala de emergencias que, generalmente, viene acompañada de una gran factura.

"Su nombre, su edad, su peso, sus afecciones médicas y los medicamentos que toman. Tenemos que preguntar qué ingirieron y cuánto", dijo López.

Luego, el Centro buscará en su base de datos que cuenta con información sobre un millón de productos diferentes para ver si ese niño puede ser tratado en casa.

"Casi el 90% de todas las llamadas que recibimos con respecto a los niños se pueden manejar de forma segura en el hogar. Queremos que los padres se den cuenta de que cuando nos llaman están hablando con farmacéuticos, enfermeras y médicos", explicó López.

Para más información puedes llamar al número 1-800-222-1222 para ponerse en contacto con un centro local de control de intoxicaciones.

(Con información de WSB-TV)