Estudio: Comer guacamole podría ayudarte a  prevenir la diabetes

(TELEMUNDO ATLANTA).- Si eres fanático de los nachos con guacamole o acompañas tus comidas con una rebanada de aguacate, sigue haciéndolo pues el consumo de esta fruta te puede ayudar a controlar la obesidad y prevenir la diabetes, según expertos.

Un estudio de la Universidad de Guelph en Canadá encontró que un compuesto en los aguacates puede ayudar a detener el proceso celular que tiende a conducir a la diabetes.

Los investigadores encontraron que la avocatina B, una molécula de grasa presente en los aguacates, ayuda a reducir la resistencia a la insulina.

Este descubrimiento se suma a los mucho existentes que sugieren agregar aguacates a una dieta diaria. Un estudio separado publicado a principios de este año encontró que los aguacates también pueden ayudar controlar los niveles de colesterol malo.

"Los aguacates son realmente ricos en grasas saludables, carotenoides, que son importantes para la salud de los ojos ⁠, y otros nutrientes. Son tan ricos en nutrientes y creo que recién estamos comenzando a aprender cómo pueden mejorar la salud" dijo el investigador Penny Kris-Etherton.

En el nuevo estudio, los investigadores alimentaron a un grupo de ratones con una dieta destinada a inducir resistencia a la insulina durante ocho semanas. Luego, durante cinco semanas más, agregaron avocatina B a algunas de las dietas de los ratones.

Descubrieron que los ratones alimentados con dietas ricas en grasas tenían una respuesta mejorada a la insulina y eran menos propensos a aumentar de peso en exceso.

Los investigadores han visto resultados similares en humanos. Realizaron un estudio clínico que agregó un suplemento de avocatina B a una dieta occidental tradicional durante 60 días, en el que determinaron que el compuesto podría tolerarse bien.

También vieron algo de pérdida de peso entre los participantes. Sin embargo, los resultados aún no son estadísticamente significativos.

Y aunque los primeros resultados son positivos, los investigadores dicen que aún recomiendan un estilo de vida saludable en general como la mejor práctica para prevenir la diabetes y la obesidad. Sin embargo, dicen que tienen la esperanza de poder ayudar a complementar los métodos tradicionales.

“Siempre sugerimos una alimentación saludable y el ejercicio como soluciones al problema, pero eso es difícil para algunas personas. Lo sabemos desde hace décadas, y la obesidad y la diabetes siguen siendo un problema de salud importante ", dijo Nawaz Ahmed, autor principal del estudio.