Autoridades en alerta por aumento de casos de sarampión en el país

(TELEMUNDO ATLANTA).- La cantidad de casos de sarampión en país vio su mayor incremento del año, con 90 casos nuevos reportados en solo una semana, según cifras publicadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En lo que va del año se han reportado un total de 555 casos, siendo el segundo mayor número de casos de sarampión en EE.UU. en 25 años, motivo por el cual genera la alarma pues no va ni la mitad del año.

"Obviamente estoy muy preocupado por el tamaño y la aceleración del brote actual", dijo la Dra. Nancy Messonier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC. "Esto no va a detenerse por sí solo".

El sarampión no sólo está aumentando en los Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que hubo más de 110,000 casos de sarampión en todo el mundo en los primeros tres meses de 2019, un aumento de casi el 300% con respecto al mismo período del año pasado.

De acuerdo con los CDC, aproximadamente 1 de cada 1,000 niños que contraen sarampión desarrollarán encefalitis o inflamación del cerebro. Esto puede provocar convulsiones y dejar a un niño sordo o con una discapacidad intelectual. Además, 1 o 2 de cada 1,000 niños que contraen sarampión tienen alta probabilidad de morir a causa de la enfermedad.

Hasta el momento no se han reportado muertes en los Estados Unidos por sarampión este año ni el año pasado, pero 35 personas en países de la Unión Europea murieron a causa de la enfermedad en 2018.

Vacunas: la mejor prevención

Antes de que la primera vacuna contra el sarampión estuviera disponible en 1963, la enfermedad mató a cientos de personas y hospitalizó a 48,000 cada año, según datos del CDC.

Gracias a las vacunas, los casos se desplomaron, con 963 casos en 1994. En el año 2000, la enfermedad se declaró eliminada del país. A pesar de los brotes en curso en las comunidades de los Estados Unidos, el sarampión todavía se considera eliminado, lo que significa que no se transmite continuamente. El virus dejará de estar en la lista de enfermedades eliminadas si se logra transmitir de forma continua durante más de 12 meses.

Ante la reciente moda de personas ‘antivacunas’, el CDC recomienda dos dosis de la vacuna contra el sarampión paperas y rubéola, o MMR, para niños. El primero debe administrarse entre los 12 y 15 meses y el segundo cuando el niño tiene entre 4 y 6 años. La primera dosis proporciona un 93% de protección contra el sarampión y la segunda dosis ofrece un 97% de protección.