(TELEMUNDOATLANTA).- Se acerca el día de Acción de Gracias y las familias se preparan para reunirse y disfrutar de una cena en casa, pero tenga mucho cuidado a la hora de cocinar el pavo para evitar una salmonelosis.

Según el encargado de Salud del condado de DeKalb, la única manera de evitar la salmonelosis es a través de una buena preparación del pavo, comenzado con el proceso de descongelación y lavándose las manos frecuentemente.

Debe dejar el pavo descogelándose por un día o más en el refrigerador o sumergido en agua fría.

También debe de asegurarse que esté bien cocido y que su temperatura interna de 165 grados farenheit consistentes.

Para medirle la temperatura debe insertar el termómetro en la parte más gruesa del muslo.