DULUTH.- (Telemundo Atlanta).- La policía alerta a los residentes a que tengan precaución con llamadas de estafadores que se han registrado recientemente de personas que se hacen pasar por representantes de agencias privadas y gubernamentales. 

"A mi no me gustaría que le pase a otras personas", dijo Hernán Torres Mesa, víctima de estafa. 

Torres Mesa junto a su esposa María del Pilar Quintero, residentes de Duluth, fueron engañados por un estafador que se hacía pasar por un empleado de Georgia Power. 

La Policía de Duluth informó a Telemundo Atlanta que varios hispanos habían sido víctimas de este tipo de engaño por impostores del proveedor de energía eléctrica y de otras agencias gubernamentales como El Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS) y de La Oficina de de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). 

Vulnerables ante la ley

"El temor que tuvo mi esposo tal vez lo hubiera tenido yo, hubiera caído de igual manera", dijo Quintero quien siente que al ser inmigrante se consideran más vulnerables a caer bajo esta trampa. 

"Sabemos que esto nos puede afectar nuestro crédito, entonces siempre tratamos de hacer lo mejor, respetar las leyes y las reglas como extranjeros", dijo Quintero y fue esto precisamente el temor detrás del acto impulsivo de su esposo al seguir las instrucciones del supuesto operador que lo atendía. 

Torres Mesa recibió una llamada indicando que debía $295.00 dólares y de no pagar inmediatamente la factura, sus servicios de luz serían dados de baja. Quintero es quien maneja la cuenta de electricidad en el hogar, pero con el miedo de quedarse sin servicio de energía eléctrica y de ver su crédito afectado, Torres Mesa compró una tarjeta prepago como le había indicado el agente.

Cuando se comunicó nuevamente con el número que lo había contactado, lo atendió otro empleado indicando que realmente debía $395.00 dólares y de no pagar en su totalidad le cortarían los servicios. Torres Mesa compró otra tarjeta prepago ya que le habían indicado que su previa cuota sería reembolsada. 

La pareja estableció comunicación y resulta que Quintero ya había pagado la factura de $82.75 de ese mes.

"Era creíble"

Torres Mesa dice que fue creíble para él como cliente en su opinión ya que los estafadores usan elementos muy semejantes a la agencia como lo es el formato del directorio.  

La víctima dice que fue contactado en español, algo que Georgia Power dice que no acostumbra hacer pese a que sí ofrecen servicios bilingües para su clientela hispanohablante. 

Por su parte la compañía de energía eléctrica advierte que no es política de la agencia aceptar pagos vía telefónica y si un cliente debe algún pago, se le notificará por escrito.

John Craft, vocero de Georgia Power, dijo vía telefónica que el segundo incidente de estafa más común ocurre en persona cuando un impostor se presenta al hogar de un cliente reclamando un pago. Craft aseguró que además de no reflejar las prácticas de la entidad, los empleados de Georgia Power siempre están identificados. 

Reporter