(TELEMUNDO ATLANTA).- Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron un 7% el mes pasado, según informó este miércoles el Departamento de Trabajo.

El costo de los alimentos, la vivienda, los autos y la salud, entre otras cosas, aumentaron dejando a los hogares aún más apretados.

Se trata de la mayor subida de los precios en 40 años

El otro reto que enfrentan los hogares estadounidenses tiene que ver con la escasez de productos en los supermercados a raíz de la pandemia del COVID-19 y el mal tiempo.

Desde la capital Washington, Randy Serrano amplía.