DULUTH (Telemundo Atlanta).- Una hispana recibió dos mensajes en su grabadora notificándole sobre actividad fraudulenta con el uso de su número de seguro social y ante el temor y las amenazas que contenía el mismo, la mujer respondió sin saber que era una trampa.

"Se escuchaba bastante agresivo", dijo Anna Reinfeld quien reside en los Estados Unidos hace 20 años. 

El estafador le dijo a la víctima que tenía problemas de mal crédito y que se podía arreglar si pagaba inmediatamente. "Él (estafador) no quería colgar era algo que tenía que estar ahí hasta que hiciera todas las transacciones o todo lo que el me pidiera que hiciera", dijo la víctima.

Esta recibió instrucciones de acudir a un centro comercial de Walmart y que realizara el pago a través de una tarjeta de regalo. Reinfeld compró dos tarjetas de $500 dólares cada una.

Recibió una llamada presuntamente de la policía

Al temor y la confusión se sumó una llamada de la Policía de Duluth cuyo representante le indicaba que siguiera las instrucciones que había recibido. El estafador utilizó el mismo número del departamento policiaco. 

La Policía de la demarcación utilizó este caso como ejemplo para recordarle a la ciudadanía de que ninguna agencia gubernamental pide pagos de este índole, es decir a través de tarjetas de regalo o vía telefónica con urgencia.

Además el estafador le sacó cita para acudir al día siguiente a la oficina del Seguro Social para cambiar su número. Cuando la víctima acudió a la oficina la verdad salió a la luz: una empleada  le notificó que había sido engañada.

La mujer acudió a las autoridades inmediatamente, pero ya había perdido su dinero. La policía dice que este tipo de casos son particularmente difíciles de investigar porque los estafadores frecuentemente se encuentran en otro país. 

Conozca cómo evitar ser estafado.