¿Sabías que las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte de hombres y mujeres en los Estados Unidos?. Cada año 1 de cada 4 muertes son causadas por enfermedades del corazón. Y de acuerdo a la Asociación Americana del Corazón cada 38 segundos una persona muere por un problema cardiovascular.

Pero no hay por qué alarmarse, las enfermedades cardíacas son prevenibles con hábitos saludables. Las comunidades, los profesionales de la salud y las familias pueden trabajar en conjunto para fomentar hábitos de vida más saludables y evitar padecer enfermedades del corazón.

Hoy en día seguro escuchas términos como "un ataque al corazón" (heart attack) un "paro cardíaco" (heart arrest) o  paro (stroke); ¿pero sabías que cada uno tiene un significado distinto y síntomas diferentes?

Un ataque al corazón ocurre cuando una de las principales arterias se bloquea formando coágulos y evitando que llegue suficiente flujo sanguíneo al corazón. A diferencia, un paro cardíaco ocurre cuando el corazón por si mismo falla abruptamente. Y un paro, ocurre cuando el  flujo sanguíneo se detiene total o parcial afectando al cerebro.

Por eso, es importante que si sientes repentinamente problemas de respiración, dolor en el pecho o en la cabeza, mareos y debilitamiento acudas urgente al hospital más cercano o llamar al teléfono de emergencia 911.

Recuerda febrero es el mes Nacional del Corazón en los Estados Unidos, ¡hagamos conciencia! y divulga en tu familia, centro de trabajo y tu comunidad las estrategias para prevenir las enfermedades del corazón y anima a las personas a vivir vidas saludables para el corazón.

Este mes puedes crear conciencia sobre la enfermedad cardíaca y cómo las personas pueden prevenirla.

Aquí te proporcionamos algunas de las sugerencias que recomienda el Departamento de Salud  y Servicios Humanos de los Estados Unidos a través de su sitio web healthfinder.gov:

  • Aliente a las familias a hacer pequeños cambios, como usar especias para condimentar su comida en lugar de sal.
  • Motiva a los maestros y administradores para que la actividad física sea parte del día escolar. Esto puede ayudar a los estudiantes a comenzar buenos hábitos a temprano edad.
  • Pídele a los médicos y enfermeras que sean líderes en sus comunidades al hablar sobre las formas de prevenir las enfermedades del corazón.
  • Utiliza tus redes sociales para promover información sobre el mes del Corazón.
  • Organiza un evento comunitario para promover la salud del corazón, como una caminata grupal o una demostración de cocina saludable para el corazón.

¡Hagamos conciencia el poder está en ti!.

Colaborador