Carlos Ávila terminó arrestado después que la policía lo encontró durmiendo en el asiento de su vehículo y con su parte íntima exponiéndola a los visitantes de una gasolinera QT ubicada sobre Beaver Ruin Road en Norcross.