Los carritos fueron subidos a la cama de un camión tipo pick up F-150