“Wasping”, la peligrosa práctica de drogarse con insecticidas

CHEROKEE.- Un reciente incremento en las intoxicaciones relacionadas con insecticidas ha puesto en alerta a las autoridades.

El propósito del insecticida es aturdir y matar a los insectos voladores que pican. Pero los usuarios de drogas están ingiriendo el aerosol para obtener un efecto similar al que obtendrían con la metanfetamina, más barato pero con resultados peligrosos.

Esta peligrosa práctica se conoce como "wasping". Consiste en rociar con insecticidas metanfetamina o calentar y cristalizar el insecticida para aspirar o fumar. De cualquier manera, puede ser mortal.

"Cuando ingieres cosas como esta, cambian las características químicas de tu sangre", dijo Phil Price, oficial de la Multi- Agencia Antidrogas del condado de Cherokee, "obviamente, mata las avispas y los avispones mientras vuelan, por lo que los efectos en el ser humano, estoy seguro, no son tan positivos",mencionó.

Los efectos secundarios pueden ser permanentes

El químico clave en el aerosol contra la avispa puede causar un comportamiento extraño, convulsiones y reacciones alérgicas severas, incluso mortales, en los humanos.

Para los adictos a la metanfetamina con poco dinero, el aerosol contra las avispas es visto como una solución barata, una gran cantidad con muchas desventajas, incluido el riesgo de daño cerebral permanente.

“No es ilegal, así que no podemos hacer nada al respecto. Podemos decirles: 'Esta es una idea terrible', pero no podemos arrestarlos por eso ", dijo Phil Price, asesora especialista en adicciones.

Un informe reciente dice que los Centros de Control por Envenenamientos promedian 90.000 llamadas por año sobre exposición a pesticidas. La exposición crónica puede causar daño a los nervios y órganos, cáncer y defectos de nacimiento.

Cuando una persona adicta está desesperada difícilmente consideran los riesgos de sus acciones.