Apaga la luz o usa una máscara al dormir para evitar subir de peso

TELEMUNDO ATLANTA.- Tener luz mientras se duerme, como la de una lámpara o televisor encendidos, incrementa el riesgo de subir de peso y sufrir obesidad entre las mujeres, eso dicen expertos que trabajaron en un estudio del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Carolina del Norte

El análisis, publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine, dice que siguieron los hábitos de dormir de mujeres y encontraron que hay un 17% de probabilidades de subir hasta 11 libras (5 kilogramos) de peso si se  dejr el televisor prendido o una luz encendida. El aumento se da de forma gradual durante un periodo de cinco años.

Además, hubo un 22% de probabilidades de tener sobrepeso y un 33% de probabilidades de convertirse en obesos, explicó Dale Sandler, autor princial del estudio.

"Estamos en medio de una epidemia de obesidad en los Estados Unidos y las cosas en las que generalmente pensamos para prevenir la obesidad son difíciles de hacer para las personas: comer una dieta mejor, hacer más ejercicio y parece que no estar haciendo una abolladura ", dijo Sandler. "Si los resultados de estos estudios son ciertos y si pueden reproducirse, es un mensaje de salud pública muy fácil para apagar las luces cuando estás durmiendo".

El estudio incluyó el análisis de datos sobre 43,722 mujeres, de 35 a 74 años de edad, en los Estados Unidos.

Los hábitos de sueño informados por las mujeres se clasificaron en cuatro categorías: sin luz, poca luz nocturna en la habitación, luz fuera de la habitación y luz o televisión en la habitación.

Las mujeres que reportaron más de un tipo de luz artificial fueron categorizadas en el nivel más alto de exposición. Las mujeres que durmieron con una máscara o que no reportaron luz mientras dormían se clasificaron como que no experimentaron exposición a luz artificial.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., la obesidad significa tener demasiada grasa corporal y sobrepeso significa pesar demasiado. Tanto el sobrepeso como la obesidad se basan en su índice de masa corporal, pero "obeso" generalmente significa tener un IMC mucho más alto.

El índice de masa corporal o IMC, un cálculo derivado del peso y la altura de una persona, se puede utilizar como una herramienta de detección para la grasa corporal y el riesgo de obesidad. Un IMC normal o saludable se considera típicamente entre 18.5 y 24.9. Un IMC de 30 y más se considera obeso.

Otro estudio publicado en el 2016 en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, vinculó el aumento de la exposición a la luz durante la noche con un aumento del 10% en el índice de masa corporal en adultos mayores.