COBB (TELEMUNDO ATLANTA).- Un estudiante de sexto grado de Floyd Middle School fue suspendido por llevar dos cuchillos de ocho pulgadas cada uno a la parada del autobús escolar.

Los padres del menor, sin embargo, creen que el castigo es injusto porque el niño supuestamente sólo quería defenderse de otro niño que lo acosaba.

La madre del menor afirma que su hijo se quejó con el conductor del autobús de lo que le estaba pasando, pero éste no solo no lo reportó a la escuela sino que le dijo a los niños que resolvieran sus asuntos solos.

La mujer dice que su hijo tiene problemas emocionales y que tiene miedo de ir en el autobús de la escuela.

La directora de la escuela respondió que el chofer del autobús escolar y el niño señalado como agresor serán disciplinados.