(TELEMUNDO ATLANTA).- La propietaria de una guardería de Dunwoody, acusada de asesinato por la muerte de un niño de 4 meses, también habría abusado de otros bebés a su cuidado. Eso fue lo que afirmó un fiscal del condado de DeKalb durante una audiencia, en la que se le negó la fianza a Amanda Hickey.

El fiscal describió cómo Hickey, supuestamente, levantaba a los bebés de una pierna, los tiraba al suelo e, inclusive, les jalaba el cabello. La abogada defensora respondió que su clienta tenía 10 años de experiencia y es respetada en su comunidad.

La jueza determinó que no autorizaría la fianza, después de ver un video corto de Hickey con los bebés a su cuidado.


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: