ROSWELL (TELEMUNDO ATLANTA).- "Yo estaba presente cuando él lo atacó". Dania Corea dijo que le suplicaba al agresor de su padre que se detuviera, según dijo en una videollamada con Telemundo Atlanta. Su voz se entrecortó tras el llanto al narrar lo sucedido.

Rigoberto Corea, de 40 años, fue apuñalado varias veces afuera del bar restaurante de comida mexicana, La Parranda, ubicado sobre Holcomb Bridge.

El incidente ocurrió al filo de la medianoche del vienes. En los primeros minutos del sábado, las autoridades dicen que recibieron la denuncia de una pelea en el estacionamiento del lugar.

Cuando los agentes llegaron no encontraron a las partes involucradas, dijo el vocero de la policía de Roswell. "Todas las partes se habían ido del lugar en ese momento", expresó Timothy Lupo.

Poco después, las autoridades recibieron la llamada del hospital de un hombre apuñalado que falleció minutos después. "Esa persona estuvo en el lugar donde se produjo el incidente. Localizamos a los testigos y pudimos determinar lo que había sucedido", dijo Lupo.

"Queremos que se haga justicia. Mató a mi padre como un perro", expresó Dania.

El sospechoso fue identificado por la policía como Sergio Alvarado, de 22 años. La hija del hombre asesinado dijo que su padre le habría brindado alojamiento un par de meses el año pasado, después le pidieron que dejara el lugar ya que supuestamente era agresivo y siempre portaba una pistola. "Siempre llevaba una pistola en la cintura. Su actitud era agresiva", reveló Dania.

El móvil del crimen fue el robo, informaron las autoridades. Dania aseguró que el sospechoso le habría intentado robar dinero a su padre, y cuando él lo encaró, fue atacado.

Los familiares no sólo piden justicia en el caso del asesinato de Rigoberto Corea. Dania también le pidió públicamente que se entregue a las autoridades y que deje de huir.

La policía de Roswell dijo a Telemundo Atlanta que el sospechoso estaría en Houston, posiblemente tratando de salir del país. La policía del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), la policía de Houston y la Patrulla Fronteriza están alertas "para capturarlo de forma segura" y extraditarlo a Georgia, dicen autoridades.