Sentenciados seis miembros de MS-13

MARIETTA.- Seis miembros de la pandilla MS-13 se declararon culpables de un enfrentamiento a tiros ocurrido en 2017 en el que tres personas inocentes resultaron heridas. 

Un séptimo sospechoso sigue prófugo y hay otra mujer que está detenida y aún enfrenta cargos.

De acuerdo con un comunicado de la Oficina del Fiscal de Distrito en Cobb, "los cargos se derivan de la noche del 23 de junio de 2017, cuando varias personas tuvieron una discusión verbal en el Marietta Event Hall en Franklin Gateway. Dos grupos de personas fueron después a un centro comercial en 2112 South Cobb Drive, en Smyrna. A medida que el altercado se intensificaba en la segunda ubicación, varias personas comenzaron a gritar que eran miembros de la MS-13 y una de ellas sacó una pistola semiautomática MAC-10 y comenzó a disparar".

La policía acusó a siete personas de violaciones de la Ley de Prevención y Terrorismo de Pandillas Callejeras, agresión con agravantes e intento de hostigamiento. Algunos de los acusados ​​también fueron acusados ​​de posesión de armas de fuego, testigos amenazadores y tráfico de metanfetamina.

Los condenados son:

Julio César Castro
Walter Alexander Flores Sánchez
César López
Adolfo López Méndez
Josué Hernández Pérez
Melisa Zavaleta Bautista
Alex Bautista
  • Julio César Castro, de 21 años, de Marietta, se declaró culpable de crímenes de pandillas, agredió con agravantes y amenazó a un testigo. Castro era un líder de la pandilla y amenazó a sus compañeros y testigos de que los mataría con un machete si alguien hablaba con las autoridades. Castro fue sentenciado a 20 años con 15 años para servir en custodia.

  • Walter Alexander Flores Sánchez, de 19 años, de Marietta, se declaró culpable de un cargo de Violación de la Ley de Prevención y Terrorismo de Pandillas y fue condenado a 20 años con 10 años de servicio en prisión, y se le ordenó pagar $3,000 en restitución. Flores también se declaró culpable de cometer un tiroteo de otro adolescente el 8 de mayo de 2017 en el complejo de apartamentos Reserve at Windy Hill. Sus oraciones en los dos casos se ejecutarán al mismo tiempo.

  • César López, de 19 años, de Marietta, se declaró culpable de un cargo de violación de la Ley de Prevención y Terrorismo de Pandillas y fue condenado a siete años, con un año de servicio en prisión, y se le ordenó pagar $3,000 en restitución.

  • Gustavo Adolfo López Méndez, de 22 años, de Marietta, se declaró culpable de crímenes de pandillas, asalto agravado, intento de asesinato, posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito grave y tráfico de metanfetamina. Fue sentenciado a 25 años, con 20 años de servicio.

  • Josué Hernández-Pérez, de 18 años, de Marietta, se declaró culpable de un cargo de violación de la Ley de Prevención y Terrorismo de Pandillas y fue condenado a 15 años, dos años de cumplir la custodia y se le ordenó pagar $3,000 en restitución.

  •  Melisa Zavaleta Bautista, de 20 años, de Marietta, condenada en virtud de la Ley del Primer Infractor a un total de siete años, tres de los cuales deberá cumplir la custodia. Obtendrá crédito por el tiempo cumplido desde su confinamiento en enero de 2018.

  • Alex Bautista, de 19 años, y quien vivió por última vez en el área de Smyrna Powder Springs Road en Smyrna, permanece acusado en este caso, pero es un fugitivo.

Otra sospechosa, Katherine Nohemy Cardenas, fue acusada formalmente en abril como parte del tiroteo y sigue siendo acusada.

La Mara Salvatrucha o MS-13 es una pandilla callejera que recluta escuelas secundarias y secundarias, con un ojo en los niños salvadoreños y otros de América Central y del Sur, según el FBI.