(TELEMUNDO ATLANTA).- A medida que los casos de COVID-19 están incrementando, también crece la desesperación de aquellos que temen que vuelva a ocurrir un cierre de la economía y, debido a ello, están acaparando comida y artículos de primera necesidad.

En Georgia, tiendas como Kroger ya impusieron límites en el papel de baño, servilletas, productos desinfectantes y de limpieza. Tiendas como Walmart están redoblando la seguridad debido al incremento de robos. 

Asimismo, líderes industriales de Georgia dicen que por ahora la cadena de suministros en las tiendas parece segura, y que afortunadamente sólo ha habido falta de algunos artículos. Los especialistas advierten que lo más importante es que los consumidores no sean egoístas y no compren más de lo que necesitan.