Vásquez y su esposa Amy Ruiz huyeron a México tras el homicidio

GWINNETT.- El Tribunal Supremo de Georgia confirmó este lunes la condena por homicidio de Christian Vásquez, convicto de matar a su hija Prisi Váquez Ruiz, de dos años, en 2007 y esconder su cuerpo en el ático de su casa de Lawrenceville.

El cuerpo de la niña fue ocultado en bolsas de basura bajo el material aislante del ático

La decisión fue unánime y el tribunal dictaminó que había pruebas suficientes para que un jurado condenara a Vásquez por asesinato con malicia, homicidio, agresión con agravantes, crueldad a los niños en primer grado y ocultar la muerte de una persona.

Según la evidencia presentada por los fiscales, Vásquez golpeó a su hija en la cabeza causándole la muerte. Luego él y su esposa de aquel entonces, Amy Ruiz, escondieron envolvieron el cuerpo en bolsas de basura y lo ocultaron bajo el material aislante en el ático de la casa.

La pareja huyó entonces a su México. Pero un año más tarde, Ruiz llamó a su papá y le confesó lo que había ocurrido.

Prisi murió de un fuerte golpe en la cabeza

La familia dio aviso a la policía que encontró entonces el cuerpo de la niña.

Amy Ruiz confesó y fue sentenciada en 2016

Amy se entregó 2009 y siete años después fue declarada culpable de homicidio involuntario, crueldad infantil en primer grado y ocultar la muerte de otro. Se le sentenció a 11 años y siete meses de prisión más 20 años de libertad condicional.

Vásquez fue encarcelado en 2013 después de ser arrestado en México y extraditado. También fue sentenciado en 2016 y está cumpliendo una cadena perpetua más 70 años de cárcel.