(TELEMUNDO ATLANTA).- El uso de una mascarilla fue la razón de una pelea entre un cliente y trabajadores de un restaurante McDonald's en Sandy Springs.

El dueño de la franquicia se disculpó por el comportamiento de sus empleados. El cliente dijo que tenía problemas de salud y pidió que volvieran a preparar su orden, debido a que el empleado que se la entregó no tenía un cubrebocas al momento de su elaboración.

Debido a esto, hubo una discusión entre los empleados y el cliente. El dueño dijo que ya está tomando acciones para resolver el problema internamente.