ATLANTA. - El agente Aldo Lara le explica a un conductor que iba 10 millas arriba de lo que debería ser el límite de velocidad. Le dijo que la multa que le iba a entregar no le afectaría negativamente en el récord de puntos en su licencia, debido a que no le escribió una multa por super velocidad.

Esto es parte del agresivo plan para frenar a conductores que manejan a exceso de velocidad por la temporada de Acción de Gracias.

Y es que el volumen de vehículos en la carretera se incrementó desde este miércoles. El agente dice que hay conductores específicos a los que están buscando por violar las leyes de tráfico esta semana.

Conductores que están sobrepasando el límite de velocidad son detenidos. El agente dice que aunque un conductor alega que iba a la misma velocidad que los otros automovilistas, es un hecho que con el radar de movimiento solo pueden enfocar en un vehículo. Lara muestra como el medidor de velocidad laser captó a que velocidad iba el conductor. “Primero iba a 85 millas por hora y después aceleró a 87”. “En Georgia se considera super velocidad cuando se superan las 85 millas por hora”, agrega Lara.

Pero el agente no le entregó una multa por super velocidad al conductor detenido, solo por exceso de velocidad. Esto impacta también en cuanto a lo que tenga que pagar por la sanción.

Aunque la velocidad no es el único punto en el que están enfocados, puede ser el principal.

“La sola presencia de los carros de la policía estatal impacta en que los conductores reduzcan su velocidad”, dice el agente Lara.

El agente, durante el trayecto en el cual lo acompañamos estuvo atento a detener a conductores que llevan sus teléfonos en las manos y están hablando. El estado tiene la ley de manos libres, la cual penaliza a los conductores por hacerlo. Algunos conductores dijeron que "iban viendo el GPS o porque se les cayó el aparato de la montura que lo sostiene".

Otro punto en el cual están haciendo énfasis los agentes de la patrulla estatal es el del uso de cinturones de seguridad, especialmente en los niños que necesitan ir en las sillas adecuadas. El aente Lara menciona que “Algunos padres que hemos detenido no se han dado cuenta que sus hijos no llevan el cinturón de seguridad porque se lo han quitado y quizás los vemos parados en el asiento trasero”.

Este agente fue flexible con los conductores que llevaban el teléfono en la mano. Solo les dio una advertencia verbal.

Pero algo que no perdonan son los conductores ebrios. Generalmente son detenidos porque siempre van a exceso de velocidad en las autopistas”.

“Uno de los principales accidentes que ocurren en días feriados son por que las personas que no logran la salida correcta o toman la salida incorrecta tratan de volver al carril súbitamente y colisionan con otros automóviles”.

Pero hay más. Los agentes piden a los conductores que respeten la ley Move Over que requiere que, si un vehículo de emergencia está detenido, deben disminuir la velocidad o alejarse de carril, ponen en peligro la vida de los agentes o paramédicos.

“Nosotros también queremos llegar a nuestras casas vivos, así como ellos”, enfatizó el agente Lara.