NORCROSS (Telemundo Atlanta).- Un hombre hispano iba conduciendo en horas de la madrugada bajo los efectos del alcohol y lo que él pensaba que era un simple viaje tomó un rumbo inesperado y de gran peso para su futuro en el país. 

Moisés Mora Cázares de 54 años de edad iba conduciendo una camioneta roja en Buford Highway y Susan Lane cuando fue detenido por la policía de Norcross. Los hechos ocurrieron el lunes 25 de marzo.

Según el reporte policiaco, el agente Benny Peña detuvo a Mora porque no se mantenía en su carril. Cuando inició el protocolo de una parada de tránsito, Mora no tenía su licencia disponible.

El hombre, oriundo de México, intentó indicarle a Peña entre dientes y entre su ebriedad que no entendía inglés. No fue hasta más adelante que el agente hizo la transición del inglés al español para comunicarse mejor con el acusado. Al no tener los documentos pertinentes, el agente le pidió al conductor que se bajara de su vehículo.

No obstante lo que sucedió después pudo haber sido concecuencia de su falta de conocimiento del idioma, su estado de ebriedad o posiblemente ambos factores contribuyeron al desenlace de los hechos.

Mientras Peña se alejó del auto para permitirle a Mora que se bajara, el vehículo comenzó a retroceder y el agente de inmediato le indicó a gritos que detuviera su camioneta. Sin embargo el hombre no procesaba lo que estaba pasando y el uniformado tuvo que apagar el carro a la fuerza.

Negó estar borracho

A la hora de la interrogación, Mora negó que había consumido alguna bebida alcohólica esa noche, indicando que era cristiano y que no bebía hace más de tres meses. No fue hasta que el oficial le explicó la gravedad de la situación cuando Mora procedió a decir la verdad: según él, había tomado dos cervezas 30 minutos previo al encuentro.

El agente procedió con una serie de pruebas de sobriedad. Primero, le realizó un examen de mirada horizontal donde el agente le pidió al sospechoso que siguiera con su vista su pequeña lámpara. Según el reporte Mora no podía seguir las instrucciones adecuadamente y además el oficial indicó que el acusado tenía lo que se conoce como ojo ‘vago’ o perezoso, mejor conocido en inglés como ‘lazy’ eye.

Luego procedieron con el examen de caminar y girar y de pararse sobre una sola pierna, los cuales tampoco pasó. Por último se le hizo la prueba de aliento el cual efectivamente indicó el estado de ebriedad del conductor en 0.091 por ciento de alcohol en su sistema. La escala de sobriedad llega hasta 0.08 por ciento.

Mora fue inmediatamente arrestado y enfrenta cuatro cargos por conducir intoxicado y sin licencia, no mantenerse en su carril y por tener un recipiente de bebida alcohólica abierta en su vehículo. Peña encontró cuatro botellas de cerveza en el vehículo.

Mora está bajo custodia de las autoridades migratorias y podría ser deportado.