Pareja de Kennesaw sentenciada por tráfico de metanfetamina

ATLANTA.- Dos hombres y una mujer fueron sentenciados por una corte federal por diversos cargos relacionados con el tráfico de 14 kilogramos de metanfetamina 100% pura de California a Georgia.

En un comunicado, el Departamento de Justicia (DOJ) dijo que agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA)  identificaron a Yadira Gómez-González y a su esposo, Fernando Herrera-Rojas, como traficantes de drogas en busca de conductores de remolques para transportar drogas entre Los Angeles, California y Atlanta, Georgia. Un agente encubierto, actuando como camionero de larga distancia, se ofreció como voluntario para el trabajo y negoció los términos del transporte y el pago con Gómez-González y Herrera-Rojas.

"Luego de coordinar telefónicamente con Gómez-González y Herrera-Rojas, el agente encubierto recolectó casi 14 kilogramos de metanfetamina 100% pura de Reynaldo González-Arreola en Commerce, California. Los tres acusados ​​fueron arrestados después de que el agente encubierto entregó las drogas a Gómez-González y Herrera-Rojas en el área de Atlanta. Los agentes también incautaron $ 23,890 y un arma de fuego de la casa de González-Arreola en Los Ángeles. El arresto de Gómez-González frustró un envío separado de drogas que estaba tratando de coordinar desde McAllen, Texas, al área de Atlanta", señaló el comunicado del DOJ

  • · Yadira Gómez-González, de 34 años, de Kennesaw, Georgia, fue condenada a 14 años de prisión, seguida de cinco años de libertad supervisada. Gómez-González fue condenada por estos cargos el 14 de septiembre de 2018, después de que ella se declarara culpable.
  • · Fernando Herrera-Rojas, de 35 años, de Kennesaw, Georgia, fue condenado a ocho años de prisión, seguido de cinco años de libertad supervisada. Herrera-Rojas se declaró culpable de conspiración para poseer con la intención de distribuir metanfetamina el 14 de septiembre de 2018 y fue sentenciado el 29 de marzo de 2019.
  • · Reynaldo González-Arreola, de 32 años, de Los Ángeles, California, fue condenado a 14 años de prisión, seguido de cinco años de libertad supervisada. González-Arreola se declaró culpable de conspiración para poseer con la intención de distribuir metanfetamina el 3 de enero de 2019 y fue sentenciado el 19 de marzo de 2019.

Los tres acusados ​​serán deportados a México después de cumplir su condena de encarcelamiento.