Academia Ciudadana de la Policía de Duluth.

Academia Ciudadana en español de la Policía de Duluth inicia el 11 de abril de 2019

DULUTH (Telemundo Atlanta). - El detective Javier Bahamundi es uno de los que impartirá algunas de las clases de la Academia Hispana de la Policía de Duluth.  “Comienza el 11 de abril a las 6:30 de la tarde”, dice.

El propósito de la academia es enseñar a los ciudadanos sus derechos o como relacionarse con la policía cuando se realiza un contacto legal con ellos.

“Queremos informar a nuestra comunidad hispana como trabaja la policía, de que manera nosotros hacemos nuestras intervenciones, brindamos una orientación de como funcionan las leyes, como se ponen en práctica, consejos de seguridad”.

La academia no solo incluye la relación del contacto de la policía con los ciudadanos dice el detective Bahamundi, también hay otros temas importantes.

“El Departamento de Bomberos enseñan resucitación artificial”.

Pero el tema de la defensa personal, especialmente en las mujeres es otro de los tópicos a tocar en las exposiciones, todas en español.

“Básicamente durante la academia damos consejos de seguridad para las damas, dejen dicho a donde van a estar, siempre mantener a alguien informado”, dice Bahamundi.

Por su parte el agente Wilbert Rundles de la Policía de Gwinnett dice que una opción muy práctica para defenderse es llevar algo consigo como un aparato aturdidor o pistola eléctrica conocida como “taser”.

“La forma como una pistola paralizante funciona es por el dolor que provoca en el cuerpo de la persona cuando lo toca, solo será en ese lugar”.

Agrega que la policía usa pistolas eléctricas que lanzan unos electrodos en forma de arpón los cuales pueden emitir una descarga de 50 mil voltios que puede aturdir a la persona e incluso inmovilizarla.

Una pistola paralizante puede ser un arma de defensa persona eficaz.

Una pistola "taser" podría ayudarle a librarse de un malechor.

El agente dice que puede servir a una persona para poder escapar de un posible agresor, y puede servir para pedir ayuda. Aunque las aturdidores eléctricos son prohibidos para civiles en algunos estados, Georgia no lo hace. Pero si se usa para agredir a una persona sin motivo, las autoridades pueden presentar cargos por ataques simples, entre otros.