DULUTH. -Roberto Escobar no termina de entender como una persona adulta puede golpear a un niño de 4 años en la espalda baja con un cinturón, según dijo en una entrevista con Telemundo Atlanta. “Me dijo, papá, me pegaron en la espalda”, dice Escobar.

Según documentos de la policía, la maestra, Nadine Jones, enfrenta cargos de crueldad infantil en primer grado por supuestamente golpear al menor. “Me dice, papá, fue la maestra la que me pegó con una correa en la espalda. Se levantó la franelita y se le vio la silueta de un golpe", agrega Escobar.

El padre del niño dijo que tomó fotografías de los golpes que su hijo tenía cuando fue golpeado.

Roberto narra que después de hablar con la directora de Childcare Network fue a la policía tras enterarse al día siguiente que la maestra había sido suspendida en un inicio. Dos días después del incidente supo que la educadora había sido despedida. “Ese día, en la tarde nos llamó la directora, que se iba a hacer una investigación, que íbamos a hablar, hasta ahí llegó. Al día siguiente fue (el niño) a la guardería, y en la entrada le dijeron que la señora fue suspendida.”. “A bueno, fue suspendida, nosotros quedamos con la intriga de saber que pasó”, dice.

Escobar agregó que su hijo sentía temor al regresar al centro educativo y ver a las maestras. “Nos habían dicho que ella lo había amenazado con una correa si no hacía caso, si no se sentaba; que lo tomó y lo sentó... Esos son los cuentos que nos dicen en la guardería”.

El reporte de la policía de Duluth cita como testigos de la investigación a la directora, Adeline Osorio y a dos empleadas. “El miedo de nosotros es que no se hiciera nada, la botaron aquí, renunció, que sé yo”.

La preocupación de Escobar en un inicio cuando su hijo dijo que lo habían golpeado, es que la maestra siguiera en la institución. “Eso fue muy fuerte para mi esposa y para mí, que lo regañamos, pero no de esa manera”.

Este padre dice que ahora estudia la posibilidad de solicitar ayuda legal en relación con el incidente. “Que se hace en estos casos, si se pide un perdón de la profesora, o una respuesta de alguien”.

Nadine Jones salió de la cárcel del condado de Gwinnett después de depositar una fianza.