(TELEMUNDO ATLANTA).- Como llama a un mechero, lo que dijo o no dijo el presidente Donald Trump durante el debate presidencial del martes respecto a grupos supremacistas blancos, ha generado una gran controversia. Y es que por un lado, Trump se negó a denunciar a estos grupos; y por otro, pareció enviarles un mensaje claro de que deben armarse y prepararse.