Caminos boqueados, incendios, daños estructurales y fugas de gas deja sismo de 7,1 en California

CALIFORNIA.- Este viernes y por segundo día consecutivo, el sur del estado de California fue azotado por un terremoto, incluso mayor al reportado el jueves, causando incendios, daños estructurales, cortes de energía eléctrica y temor en la población desde Las Vegas hasta los Ángeles.

El sismo tuvo una intensidad de 7,1 grados y su epicentro fue casi a 10 millas al noreste de Ridgecrest, una ciudad de aproximadamente 27 mil 600 habitantes y a unas 15 millas del centro de Los Ángeles.

El jueves, el movimiento telúrico fue de 6,4 grados y se le había considerado el más fuerte en su momento desde las últimas dos décadas.

Aunque las autoridades de California no dieron informes sobre personas heridas o víctimas, el jefe de la Policía de Ridgecrest, Jed McLaughlin, dijo que todos los daños han sido menores y que un refugio se estableció en una zona de hospital como medida preventiva.

El gobernador de California, Gavin Newsom, dijo en un comunicado la misma tarde del viernes que formalmente solicitó una Declaración de Emergencia Presidencial para Asistencia Directa Federal para una eventual respuesta de emergencia y de ayuda de recuperación para comunidades afectadas.

El director de Servicios de Emergencia de la oficina del gobernador, Mark Ghilarducci, dijo este sábado que han sido reportado un número determinado de incendios como resultado de fugas o rupturas de líneas de gas.

En la localidad de Trona, una comunidad de aproximadamente 2 mil habitantes y ubicada cerca de 25 millas al noreste de Ridgecrest, hubo reportes del colapso de un edificio, cortes de energía y fugas de gas, agregó Ghilarducci.