Arrestan a 3 personas involucradas en el asesinato de una mujer embarazada para robar a su bebé

Clarisa Figueroa, de 46 años, Piotr Bobak, de 40 años y Desiree Figueroa, de 24 años.

CHICAGO.- Una madre, su hija y una persona más han sido detenidas y acusadas por el asesinato de Marlén Ochoa López, de 19 años.

La joven madre de 19 años fue estrangulada con un cable y su bebé fue sacado a la fuerza de su vientre. El recién nacido está aún grave en el hospital Y no se espera que sobreviva.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree, de 24 años, están acusadas de asesinato en primer grado y agresión agravada por presuntamente seducir a Marlén para que fuera a su casa, ahorcarla con un cable y luego sacar al bebé por la fuerza. Investigadores sospechan que Clarisa tenía la intención de criar a ese bebé como propio.

El novio de Clarisa, Piotr Bobak, de 40 años, también fue arrestado, acusado de ocultar un cadáver y ocultar un homicidio, ambos delitos graves.

Ochoa López estaba embarazada de nueve meses cuando desapareció a fines de abril. La joven madre fue vista por última saliendo de la escuela, pero se reportó como desaparecida cuando nunca llegó para recoger a su hijo de 3 años de la guardería.

Los presuntos homicidas contactaron a la víctima por Facebook

Ese día, Ochoa López había concertado una cita con las mujeres para recoger ropa de bebé. Según la Policía, las había conocido en un grupo de Facebook.

Después del asesinato y de retirar al bebé del vientre, Clarisa llamó a los paramédicos y dijo que había dado a luz a un bebé en su casa y estaba experimentando complicaciones. Pruebas de ADN revelaron que el bebé, que actualmente se encuentra en estado grave en un hospital, es el hijo de Ochoa López.

Tenían la intención de criar al bebé 

Desiree les dijo a los detectives cuando fueron a interrogar a Clarisa que su madre acababa de tener un bebé.

Los detectives investigan registros de hospitales y ordenaron pruebas de ADN después de que encontrar datos sospechosos en la historia de Desiree.

La policía obtuvo una orden de registro luego de que el ADN demostró que el bebé no era hijo de Clarisa, como había afirmado.

"Esto no es televisión, es la vida real", dijo el superintendente de la Policía de Chicago, Eddie Johnson, en una conferencia de prensa, "Todavía tenemos que reunir la evidencia para acusar adecuadamente a los responsables".

El cuerpo de Ochoa López fue encontrado en un bote de basura con el cordón en un "área oculta" en la casa de Figueroa. La policía también encontró restos de ropa quemada, sangre y soluciones de lejía y limpieza. Bobak, supuestamente ayudó a deshacerse de los restos.

Los detalles sobre cómo el bebé fue retirado del cuerpo de Ochoa López no fueron revelados por respeto a su familia.

"Tenemos que tener en cuenta que hay una familia que está de luto, esperando un milagro para este bebé", dijo Johnson.

Cecilia García, una portavoz de la familia, dijo que la familia ha nombrado al bebé, "es una bendición que hayamos encontrado a Yadiel, el bebé, ese es el nombre del bebé que Marlén había elegido", dijo García.

Los detalles de la salud del niño no han sido revelados por el hospital debido a leyes de privacidad del estado.