(TELEMUNDO ATLANTA).- Una nueva forma de crianza de los infantes busca que dentro de los primeros años de los recién nacidos, los menores puedan crecer y desarrollarse libres de ideas marcadas sobre el género.

La crianza sin género es una práctica que han adoptando cada vez más padres. En 2018 el estado de California aprobó una ley que permite a los padres registrar a los menores como no binarios, otros 10 estados cuentan con regulaciones similares.

A pesar de esto, las agencias federales se apegan a los métodos tradicionales y les exigen a los padres la designación de un sexo para los menores.