Le quedan horas de vida a Soliz; está sentenciado a morir por injección letal en una prisión en Texas

Mark Anthony Soliz

TEXAS.-  Este martes se cumplió la sentencia de muerte para un hombre encontrado culpable de robo y de asesinar a una abuela de 61 años en su hogar hace casi una década.

Mark Anthony Soliz, de 37 años de edad, fue pronunciado muerto a las 6:32 p.m. tiempo local, 13 minutos después de que se le suministrara la dosis de Pentobarbitol.

Antes de morir, Soliz se disculpó por el dolor y daño hecho a los familiares de Nancy Weathery.

Su ejecución se llevó a cabo en la cárcel de Huntsville, Texas, conocida como "Walls Unit"

Soliz disparó a Nancy Weathery en una casa de una zona rural cerca de Godley, a unas 30 millas del suroeste de Fort Worth.

Las cortes de apelaciones del estado y federal y el Directorio de Perdones del estado de Texas habían negado las solicitudes de los abogados de Soliz para detener su ejecución.

Los abogados de Soliz en declaraciones al canal NBC local dijeron que no había planes para nuevas apelaciones; incluyendo a la Corte Suprema de los Estados Unidos.

La defensa de Soliz argumentó su defensa de que su cliente sufre del transtorno del espectro alcohólico fetal por lo que tiene daño cerebral. Y dicen que su condición es equivalente a lo reconocido por la Corte Suprema de EE.UU. para ser descalificado de la pena capital. 

Le quedan horas de vida a Soliz; está sentenciado a morir por injección letal en una prisión en Texas

Mark Anthony Soliz

Por su parte, el fiscal del caso dijo que Soliz era una persona peligrosa que cometió un crimen por robarle una "miseria de propiedad" a Weathery.

Durante su juicio, los fiscales también dijeron que Soliz y otro hombre, José Ramos, cometieron otros crímenes en la zona de Fort Worth por más de ocho días en junio de 2010.

Uno de ellos fue el asesinato de un repartidor la mañana del 29 de junio de 2010 donde después Soliz y Ramos huyeron con el auto robado y llegaron al hogar de Weathery a quienes forzaron. 

De acuerdo al fiscal, Weathery pedía clemencia en que no le robaran la caja de joyas de la familia pero al contrario, Soliz le disparó por detrás de la cabeza.

(Con información de NBC)