(TELEMUNDO ATLANTA).- Una mujer que iba a exceso de velocidad fue arrestada porque supuestamente no escuchó las sirenas de la patrulla que trataba de pararla.

Ahora está acusada de intentar huir de la policía, un cargo que conlleva un severo castigo.

Emilio Ramos habló con la mujer y su abogado, quienes hacen una advertencia.