Alabama aprueba nueva ley de aborto, la más restrictiva en EE.UU.

ALABAMA.- La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, promulgó la controvertida ley contra el aborto que podría enviar a prisión de por vida a los médicos que practiquen este procedimiento.

"Hoy, promulgué la Ley de Protección de la Vida Humana de Alabama, un proyecto de ley que fue aprobado por una mayoría abrumadora en ambas cámaras de la Legislatura", dijo Ivey, en un comunicado. "Para los muchos partidarios del proyecto de ley, esta legislación es un poderoso testimonio de la creencia profunda de la gente de Alabama de que cada vida es preciosa y que cada vida es un regalo sagrado de Dios".

La noche del martes el Senado de Alabama aprobó el proyecto.

Los republicanos impulsaron la legislación, que se entiende como una prohibición casi total del aborto, con el objetivo expreso de anular el caso de la Corte Suprema conocido como Roe vs. Wade, que lo legalizó. Los legisladores de Alabama se unieron a distintas legislaciones de otros estados que han presentado leyes contra el aborto, como la recientemente aprobada “ley del primer latido” en Georgia.

Con una votación de 25-6 la iniciativa HB 314 fue aprobada y castigaría con hasta 99 años de prisión a los médicos que practiquen un aborto. La Cámara de Representantes de Alabama aprobó el proyecto de ley a principios de este mes.

El proyecto de ley solo permite algunas excepciones “para evitar un riesgo grave de salud para la madre del feto”, para el embarazo ectópico y si el “feto tiene una anomalía letal”. Los demócratas volvieron a presentar una enmienda para eximir a las víctimas de violación e incesto, pero la moción fracasó en una votación de 11 a favor y 21 en contra.

La gobernadora firmó el proyecto de ley la tarde de este miércoles, aunque la ley no entrará en vigencia hasta dentro de seis meses.

"No importa el punto de vista personal sobre el aborto, todos podemos reconocer que, al menos a corto plazo, este proyecto de ley puede ser igualmente inaplicable", dijo Ivey. "Como ciudadanos de este gran país, siempre debemos respetar la autoridad de la Corte Suprema de los EE. UU. Incluso cuando no estamos de acuerdo con sus decisiones".

El director ejecutivo de la Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) de Alabama, Randall Marshall, dijo que su organización se unirá a la ACLU nacional y a diversas organizaciones del sureste para impugnar el proyecto de ley en el tribunal en si se convierte en ley.