(TELEMUNDO ATLANTA).-Ambición e ingenuidad son las dos características de todas las personas que caen víctimas de estafas.

El deseo de ver su dinero multiplicado con poco esfuerzo y la falsa seguridad que les brindan los estafadores hacen que estas personas terminen perdiendo cientos o miles de dólares.

La mayoría, como es el caso que nos presenta Valezka Gil, no verá nunca más su dinero.