20 muertos y 26 heridos deja un tiroteo en un Walmart en El Paso, Texas

(TELEMUNDO ATLANTA).- Los violentos hechos ocurridos el fin de semana en El Paso, Texas y Dayton, Ohio; donde un total de 30 personas fueron asesinadas y más de 50 resultaron heridas, han puesto sobre la mesa nuevamente el controversial tema del control de armas en EE.UU.

Los líderes políticos de Georgia mostraron su apoyo y dieron sus condolencias a las familias de las víctimas.

“La familia Kemp está orando por Texas después del #ElPasoShooting. Nuestros corazones están con las víctimas y sus seres queridos. Estamos profundamente agradecidos por la aplicación de la ley, los socorristas y los ciudadanos que prestan ayuda crítica en este momento de necesidad.” dijo el gobernador Brian Kemp.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms condenó los hechos y dijo que “el mal nunca ganará”, puntualizó que el odio promovido desde “la oficina más alta” en referencia el presidente Trump no puede y no se va a normalizar.

Por su parte el senador David Perdue agradeció a las fuerzas del orden público que actuaron rápidamente para rescatar a las personas en peligro y dijo “sentir asco por los actos de odio ocurridos en El Paso y Dayton”.

El senador republicano Johnny Isakson, mandó sus oraciones a los familiares de las víctimas, y dijo sentir su “corazón roto” por los horribles actos de violencia.

Cabe mencionar que ninguno propuso acciones específicas para atacar la problemática de la violencia con armas en el país.

Por su parte el presidente Donald Trump, dijo “no hay que dejar que las víctimas de los tiroteos mueran en vano”, invitó a los republicanos y demócratas a trabajar juntos pues afirma que se necesita “desesperadamente una reforma migratoria.

Afirmó que los medios tienen una gran responsabilidad de lo ocurrido, pues aseguró que con la difusión de “noticias falsas” han contribuido al creciente odio en los últimos años.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard dijo que México considera la masacre en El Paso, Texas, como un acto de terrorismo.

Aclaró que interpondrán una demanda en contra de Patrick Crusius, identificado como el autor del tiroteo, y quien por sus actos del pasado sábado asesinó a siete mexicanos.