Detienen a menor de 13 años; conducía a exceso de velocidad y alcoholizado

LYON, IOWA.- Permitir que un niño de 13 años que conduzca ya es algo peligroso, pero dejar que lo haga a exceso de velocidad y en estado de ebriedad sobrepasa cualquier límite.

Un agente de la oficina del alguacil del condado de Lyon, Iowa, intentó detener un vehículo que viajaba a exceso de velocidad, pero el conductor se negó a detenerse y comenzó una persecución.

Cuando la policía logró detener el auto, descubrió que el conductor no solo tenía 13 años, sino que estaba borracho.

Tres adultos lo acompañaban en el automóvil, Olga Martínez, de 24 años, Manuel García, de 34 años, y José García, de 36, así como otro menor que también se encontraba bajo la influencia del alcohol, informó la policía.

El adolescente fue citado por posesión de alcohol, conducir a exceso de velocidad, no ceder el paso a un vehículo de emergencia y no tener una licencia de conducir válida.

Los tres adultos fueron llevados a la cárcel y enfrentan cargos por contribuir a que un menor cometa un delito y permitir que una persona no autorizada conduzca.