GWINNETT.- Una mujer acusada de literalmente matar de hambre a su hijastra compareció hoy en la corte para defenderse a sí misma de los cargos.

La Fiscalía del condado de Gwinnett está pidiendo la pena de muerte par Tiffany Moss quien, según los investigadores, dejó sin comer a su hijastra de 10 años hasta que la niña murió de inanición y luego habría quemado su cuerpo.

El caso de la muerte de Emani Moss es uno de los más notorios sobre abuso infantil en la historia de Georgia. Su cuerpo pesaba sólo 32 libras cuando fue encontrado en un basurero en el complejo de apartamentos donde vivía.

Moss renunció a tener a los dos abogados defensores que le había asignado la corte y, en cambio, dijo que se representará a sí misma y que dejará su suerte en manos de Dios.

De perder su caso, Moss podría ser la primera persona en cinco años en ser sentenciada a la pena capital.