Miles de personas sin servicio de energía eléctrica tras el paso de Dorian en la costa de Georgia

SAVANNAH.- Autoridades trabajan a marcha forzada para restaurar a la brevedad los servicios en la costa sureste de Georgia. Los fuertes vientos y las lluvias traídas por el paso del ciclón Dorian dejaron a más de 15,000 personas sin servicio de energía.

Georgia Power informó que ha desplegado cerca de 1500 trabajadores y están respondiendo a todos los reportes en el área, que en su mayoría son postes y líneas eléctricas caídos.

La mayoría de los cortes se concentran en los condados de Chatham, Glynn y McIntosh. A medida que continúan los fuertes vientos durante el día, pueden ocurrir cortes dispersos adicionales.

A medida que mejoren las condiciones climáticas y disminuyan los vientos con fuerza de tormenta tropical, las tripulaciones trabajarán de la manera más rápida y segura posible para reparar los daños y restaurar la energía.

Si bien todavía están evaluando el daño y esperando ver qué sucede durante la marea alta, las autoridades locales dicen que podría haber sido mucho peor. La tormenta pasó cerca de la costa de Georgia en alta mar y ahora continúa su paso hacia las Carolinas con vientos de hasta 115 mph.

"Acabamos de esquivar una bala", dijo el alguacil del condado de Chatham, John Wilcher.

Las principales amenazas en Georgia son las inundaciones, los cortes de energía y la caída de árboles. La advertencia de tormenta tropical para partes de la costa de Georgia sigue vigente.

La mañana de este jueves el gobernador Brian Kemp levantó la orden de evacuación obligatoria.

Georgia Power recuerda a la población que aunque lo peor de la tormenta ya paso, existen condiciones peligrosas que debes evitar. No toques ningún cable caído o que esté colgando, incluidos los cables de teléfono o TV que toquen una línea de alimentación, pues pueden tener corriente y corres el riesgo de sufrir una descarga eléctrica mortal. Nunca retires las ramas de los árboles que estén sobre las líneas eléctricas ni entre en áreas con escombros o árboles caídos, ya que las líneas eléctricas caídas pueden estar escondidas bajo los escombros.