ROCKDALE (TELEMUNDO ATLANTA).- Una niña de seis años de edad, del área metropolitana de Atlanta, se recuperó después de que una serpiente venenosa la mordió.

Brooklyn Bell estaba de paseo con la familia y su nuevo cachorro en el vecindario de Conyers, cuando una serpiente cabeza de cobre la mordió en el pie.

Cuando la madre llevó a su hija al hospital, la herida empeoró rápidamente.

De acuerdo con WSBTV, nuestro canal editorial afiliado, los médicos de Children's Healthcare of Atlanta Egleston monitorearon de cerca la hinchazón y qué tan lejos viajaba el veneno por su pierna, debatiendo el uso de medicamentos contra el veneno, los cuales pueden tener efectos secundarios en los niños.

Los médicos finalmente decidieron no usar antiveneno.

El veneno de cabeza de cobre no es tan peligroso como el de una serpiente de cascabel.

Se sabe que Brooklyn se recuperó por completo y su madre dijo que está orgullosa de ella. Brooklyn agregó que la mordida ni siquiera dolió tanto.

"Me pusieron dos inyecciones y no lloré", dijo Brooklyn.