DULUTH.- El Departamento de Policía de Duluth informó de la detención de una mujer acusada de maltrato infantil luego de que descubrieran que su hijo de 8 años tenía marcas de golpes en la espalda.

El pasado 4 de noviembre, los agentes respondieron a una llamada de emergencia de la guardería Little Tikes ubicada en Albion Farm Road en referencia a un caso de crueldad infantil. La División de Servicios para Familias y Niños del Condado de Gwinnett (DFCS) fue notificada de "una lesión visible en el área de la espalda" de uno de los menores.

Dijo a la Policía que puso al niño en posición de hacer "lagartijas" y le pegaba cada que se movía

Uno de los empleados de la escuela primaria Chattahoochee descubrió las heridas, que más tarde lograron identificar como marcas de una hebilla de cinturón.

Luego de una investigación, los oficiales descubrieron que Meranda Bell, de 28 años, madre del menor había sido la que provocó las heridas en el menor.

Declaró a lo oficiales que su hijo le había robado dinero de su bolso y como castigo obligó al niño a permanecer más de una hora en posición de “lagartija o plancha” y cada que esta se movía lo golpeaba con el cinturón.

Bell fue arrestada y enfrenta cargos de crueldad infantil en primer grado. Se encuentra detenida en la cárcel del condado de Gwinnett.