Jon Ossoff buscará un puesto en el Senado de EEUU. por Georgia

ATLANTA.- El excandidato al Congreso Jon Ossoff dijo que competirá contra el senador republicano David Perdue en 2020 por un escaño en Georgia que podría ayudar a determinar el control del Senado.

Ossoff, es el cuarto demócrata que anuncia sus intenciones de competir por un puesto en el senado.

Perdue, exdirector ejecutivo de Fortune 500, se ha convertido en un aliado cercano del presidente Donald Trump después de ser elegido en 2014.

El portavoz del Comité Senatorial Republicano Nacional, Nathan Brand, calificó a Ossoff de "candidato poco serio de extrema izquierda" en un comunicado.

Ossoff aseguró que trabajará para expandir su red de seguidores que lo ayudaron a recaudar aproximadamente $30 millones en la pasada elección especial de 2017 que perdió ante la republicana Karen Handel por tan solo 4 puntos en el 6to Distrito del Congreso de Georgia.

De no ganar las primarias, Ossoff posiblemente podría postularse para ser parte de la elección especial que habrá en busca de llenar los dos años restantes de mandato del senador republicano Johnny Isakson que también estará en la boleta electoral de noviembre de 2020, después de que Isakson anunció su retiro a finales del mes pasado debido a problemas de salud.

Los dos escaños abiertos en el Senado han puesto a Georgia en la mira y es considerada como una gran apuesta con miras a las elecciones de 2020.

Habrá una elección primaria en la carrera por el puesto de Perdue, pero el escaño de Isakson no tendrá ninguna primaria y estará abierta a todos los candidatos calificados, lo que aumenta significativamente la probabilidad de una segunda vuelta.

Ossoff, de 32 años, se une a la excandidata al senado Sarah Riggs Amico, la exalcalde de Columbus Teresa Tomlinson y el alcalde de Clarkston Ted Terry en busca de la nominación demócrata en la carrera contra Perdue.

En su sitio web Ossoff dijo que está "construyendo un movimiento para organizar un ataque total contra la corrupción en Washington, comenzando con el presidente Donald Trump y el senador de Georgia David Perdue".