Investigan homicidio de una profesora de la Universidad de Georgia y un suicidio en la misma escena

BALDWIN.- Autoridades investigan un extraño caso de un suicidio y un aparente homicidio en relación con una profesora de la Universidad de Georgia.

Marianne Shockley, profesora de la Universidad de Georgia, fue encontrada muerta cerca de un jacuzzi el lunes. Cuando la policía estaba arrestando a su novio, el propietario de la casa donde ocurrió el incidente se quitó la vida de un disparo, informaron las autoridades.

Shockley, de 42 años y su novio, Marcus Lillard, estaban en la casa de Clark Heindel, de 69 años, en Milledgeville, la noche del sábado, dijo el alguacil del condado de Baldwin, Bill Massee.

La madrugada del domingo, los dos hombres llamaron al 911 para informar que Shockley se había ahogado en el jacuzzi de la casa ubicada en Watson Reynolds Road, dijo Massee. Sin embargo, los agentes sospecharon que algo estaba mal cuando llegaron.

Autoridades notaron cosas sospechosas en la escena

"Determinaron que la escena parecía un poco inapropiada en cuanto a un puro incidente de ahogamiento debido a (que había) algo de sangre en la escena y al comportamiento de la gente en la escena", dijo Massee. Los agentes encontraron a las tres personas desnudas, con Heindel realizando maniobras de resucitación sobre el cuerpo de Shockley en la cubierta de la piscina, dijo. Ella estaba sangrando mucho por una lesión en la cabeza y fue declarada muerta en el lugar.

El vocero de UGA, Greg Trevor, dijo que ella era una académica profesional asociada en el Departamento de Entomología de la Facultad de Agricultura y Ciencias Ambientales. Trevor dijo en una declaración, "me gustaría expresar nuestra más profunda simpatía a la familia, a los estudiantes y colegas de la Dra. Marianne Shockley".

Lillard dijo que estaba recogiendo leña y al regresar  vio a Shockley "desmayada" en el jacuzzi, así que la sacó. Explicó que mientras la movía, el se cayó y ella sufrió un golpe en la cabeza.

Tardaron en pedir ayuda al 911

El informe dice que Heindel dijo que estaba nadando al otro lado de la piscina, mientras que Shockley estaba sola en el jacuzzi. Heindel y Lillard realizaron RCP y dijeron que esperaron 45 minutos antes de llamar al 911 porque "parecía estar respirando débilmente".

Los oficiales encontraron un par de anteojos en el extremo poco profundo de la cubierta de la piscina que parecía tener sangre a su lado, y había dos manchas de hierba cercanas que "parecían estar empapadas de sangre".

Los oficiales entrevistaron a Heindel y Lillard por separado

El alguacil dijo que los oficiales se dirigieron al porche para entrevistar a Heindel, él se había metido a la casa, y cuando un oficial llamó a la puerta se escuchó un disparo, "los oficiales encontraron a Heindel muerto por una herida de bala autoinfligida aparentemente" y agregó, "vemos esto como un incidente terrible, lo sentimos mucho por su familia", mencionó Massee.

El Buró de Investigaciones de Georgia (GBI) fue llamado para ayudar a investigar el incidente, confirmó la portavoz de la agencia, Nelly Miles. Se realizó una autopsia en el cuerpo de Shockley, y los resultados preliminares muestran que murió de estrangulación.

La causa de la muerte fue estrangulamiento

Lillard fue arrestado y acusado de asesinato por estrangulamiento, por ocultar una muerte y agresión con agravantes, dijo Massee. Dijo que el cargo de ocultar una muerte se debía a que Lillard y Heindel llamaron a otras personas para pedir consejos sobre cómo "salvar una vida" antes de llamar al 911 aproximadamente dos horas después.

"Es uno de los casos más extraños en los que hemos trabajado ... fue un tipo de caso muy extraño", dijo Massee.

Lillard permanece en la cárcel del condado de Baldwin sin derecho a fianza.